5 claves para disfrutar estas Navidades

La Navidad y sus fiestas pueden ser para algunos unos días agridulces donde no todo es celebración, armonía y amor (que también). Seamos más o menos conscientes de ello, la época navideña suele ser también un tiempo donde viejos (o nuevos) conflictos personales y familiares salen a flote. Echamos en falta a seres queridos, se intensifican los sentimientos de soledad y a veces caemos en la terrible tentación de compararnos con otros, a quienes atribuimos vidas perfectas. Son frecuentes sentimientos de estrés, soledad, tristeza, ansiedad y cansancio físico y emocional. Como me decía un paciente el otro día: “Es extraño, me apetecen tanto como me asustan”.

Prepararte para lo que está por venir y tener en cuenta algunas claves sencillas que puedes poner en práctica, te ayudará a afrontar estas fiestas de un modo diferente.

1. Ajusta tus expectativas: A veces sin darnos cuenta, compramos la idea de que los encuentros navideños deberían ser muy especiales, llenos de momentos únicos. Nos creemos que “deberíamos sentir algunas emociones de forma muy intensa, (amor, ilusión, alegría) y el contraste con la realidad puede dejarnos una sensación de decepción y frustración importantes. Afronta los encuentros navideños con un optimismo realista, es decir, sin anticipar que todo será horrible, pero siendo consciente de lo que hay. Tu actitud puede marcar una gran diferencia en como vivas estas fechas.

2.Acepta y evita juzgar: Evita ponerte en “actitud juzgona” llenándote de pensamientos que sólo intensificarán las emociones negativas: “fíjate qué poco cariñoso está”, “qué egoísta, ha vuelto a poner esto de comer que sabe que no me gusta”, “nadie me hace caso porque no tengo un trabajo interesante”, “miran a mis hijos por encima del hombro”, etc. Dirige tu atención y tu energía hacia lo que sí te hace bien: lo bonita que está la mesa, lo felices que están los niños, un comentario amable, una mirada de tu pareja…

estres-navideno3. Prepárate psicológica y emocionalmente: Que sepas lo que hay e intentes aceptarlo      no quita que debas prepararte para lo que está por venir. Sin caer en el catastrofismo ni en la excesiva anticipación negativa, toma conciencia de ciertas situaciones que probablemente se darán: “me harán algún comentario sobre mi peso, me dirán que mis hijos no están bien educados, mi pareja y mi padre discutirán, echaré de menos a mi madre, tendré que afrontar que no tengo hijos con los que celebrar el Día de Reyes…”. Ten una serie de estrategias preparadas que puedas poner en práctica en estas situaciones. Por ejemplo: Dar un paseo, sentarte en la mesa al lado de alguien con quien haya mayor sintonía, darte un capricho, ir al cuarto de baño a conectar con la respiración, llamar a una persona querida, tener una respuesta preparada para preguntas impertinentes o planificarte para irte a una determinada hora.

4. Haz cosas que te hagan feliz: No dejes de lado rutinas que te hacen bien. Mantener  rutinas también en tiempos de vacaciones o festividades nos ayudan a mantener equilibrio y salud mental en medio del caos de los encuentros y las celebraciones: No dejes tu rutina de ejercicio físico, dentro de lo posible, cuida tu alimentación, escribe un diario, lee un rato tranquilamente todos los días, ve tu serie favorita…

bienestar

5. Inventa tus propias tradiciones: Quizás te gustaría organizar estas celebraciones de forma distinta, pero sientes que hay una serie compromisos que después de tantos años son inamovibles. En primer lugar puedes plantearte si realmente lo son tanto, o si podrías elegir hacer las cosas de forma distinta.Toma conciencia de que en realidad estás eligiendo (es decir, no eres una víctima de la situación). Siendo consciente de que tu puedes elegir, encuentra maneras creativas de generar tus propias tradiciones. Quizás puedes aprovechar para hacer un viaje o organizar una cena en tu casa. También pueden ser tradiciones nuevas compatibles con tu organización de siempre: un desayuno especial con amigos, correr una carrera popular o hacer una excursión en la naturaleza el día después de una celebración. Estos pequeños símbolos te ayudarán a sentirte más dueño de tu tiempo y a disfrutar de estas fiestas con más intensidad.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s